"FOTOS IMPACTANTES!!!", es un blog donde poco a poco iré poniendo esas fotos, que cuando las vemos nos dejan de una pieza o de piedra como decimos usualmente. son esas fotos que nos impactan por su: Atrevimiento, belleza, imaginación, terror, originalidad, oportunidad;
Por todo eso y por mucho mas, sean bienvenidos y no dejen de regresar; nuestro blog esta abierto a sus sugerencia
santiagomusic@gmail.com

Share It

jueves, 19 de marzo de 2015

La cueva más grande del mundo ha estado oculta hasta hace 24 años. Verla es todo un espectáculo


Muchos han sido los aventureros que se han adentrado en las montañas cavernosas de Asia durante siglos, pero esta cueva vietnamita, la más grande del mundo, consiguió mantenerse oculta en la profundidad de los bosques del Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang hasta 1991.

La historia del descubrimiento de la Gruta Son Doong cuenta que un granjero local llamado Ho Khanh, caminaba por un frondoso tramo en el corazón del parque nacional.

Era un lugar por el que había pasado muchas veces antes, por lo que no prestaba mucha atención al entorno.

De repente, el suelo de la selva se abrió bajo sus pies. Cuando logró recuperarse de la impresión, dirigió su mirada hacia el abismo que había aparecido entre la espesa vegetación. Producto de la suerte y la casualidad, Ho Khanh había descubierto una entrada, que había permanecido oculta durante millones de años, a la cueva más grande del mundo -cinco veces más grande que la registrada hasta ese momento-.



En un mundo donde quedan pocos lugares invictos, es difícil imaginar que este laberinto de cuevas no hubiese sido descubierto hasta los años 90. Normalmente, las cuevas que suelen ser tan grandes presentan algún signo o evidencia de vida, es decir, pruebas de que el hombre hubiese habitado la cueva en algún momento de la historia. Pero Son Doong no muestra ninguno de estos signos. Ni pinturas prehistóricas grabadas en las paredes, estatuas o pequeñas construcciones. Nada.



Sin embargo, no creemos que le haga falta poseer alguna de estas cosas porque se trata de una obra de arte en sí misma, engendrada por la madre naturaleza.



No fue hasta el año 2009, cuando el mundo se enteró de la existencia de esta cueva, gracias a la exploración de un grupo de científicos, casi dos décadas después de haber sido descubierta por el granjero. El profundo precipicio hasta la entrada, junto al fuerte silbido del viento y los rugidos del río que fluye por sus entrañas, habían frenado el intento de los lugareños por entrar en la cueva con anterioridad.

Son Doong significa en vietnamita “río de montaña”, debido a que en su interior existe un río bastante torrentoso. Además, la cueva cuenta con su propia selva, a la que los exploradores conocen por el nombre de “Jardín del Edam”, y con algunas de las estalagmitas más altas del mundo, de unos 70 metros de altura.

Los exploradores Howard y Deb Limbert tardaron alrededor de un año en alcanzar el final del túnel de la cueva, después de que su progreso se viese ralentizado por una pared de 60 metros de altura, conocida como La Gran Muralla de Vietnam. Al otro lado del muro, encontraron una extensión de perlas de las cavernas o pisolitas, del tamaño de pelotas de béisbol. Están formadas por una concreción de sales de calcio pulidas por el agua en movimiento.



 Se cree que la cueva se formó hace más de dos millones de años. Después de todo ese tiempo, no es de extrañar que este mágico lugar haya desarrollado un clima propio. La abundante presencia de carbonato de calcio nos da evidencias de que ha llovido dentro de la cueva, y que se han experimentando fuertes cambios húmedos y secos.


En 2013, el primer grupo de turistas aventureros que exploró la cueva, lo hizo a través de un tour guiado que costó 3 mil dólares americanos por persona. Aquí puedes leer la experiencia de uno de ellos.


Si te mueres de ganas por agregar esta excursión a los sitios que tienes que visitar antes de morir, puedes visitar la página web dedicada al turismo de Son Doong. Si por algún casual fueras a vivir esta increíble aventura, nunca te separes del grupo y no olvides donde está la salida…

viernes, 16 de enero de 2015

Mini-submarinos

Unos nuevos artilugios marinos que dejan antiguas a las motos acuáticas, en realidad son una mezcla de mini-submarinos con la movilidad de una moto acuática.
Son legales en la mayoría de países, y en su país de origen USA, obtuvieron el certificado de navegación de la Marina Costera. Hay varios modelos y casi todos son customizados de origen por encargo de los compradores, los tres tipos que fabrican tienen diferentes modelos Hay el tipo Tiburón, el Ballena Orca y el Delfín. 

Su precio varia  según el modelo y la terminación, desde luego cuestan mas que una moto acuática y que algunos barcos de recreo, mas información al final de la pagina...

Seabreacher Demo 


Seabreacher Shark Boat Sea Breacher ! 

 

Le nouveau bateau Seabreacher, Le bateau requin !!! Le bateau à tester absolument !!!

Robotic Dolphin and Flying Water Car - In 4K! With Jetovator and Seabreacher

Galeria de fotos:












Mas Información en : 

 http://seabreacher.com/

sábado, 10 de enero de 2015

Inside a Russian Billionaire's $300 Million Yacht

Dentro del MegaYate de $300 Millones propiedad De Un Magnate Ruso





 

Publicado el 28 de mar. de 2012
Designed by Philippe Starck, the "A" has quickly become the most loved and loathed ship on the sea. WSJ's Robert Frank takes an exclusive tour of Andrey Melnichenko's 394-foot mega-yacht.







Truco:
Poniendo el puntero sobre la foto y apretando se abre esta a tamaño natural...

Las fotos son propiedad de sus autores...

viernes, 9 de enero de 2015

Mira esta Moto, [Unica] - GatorBike


¿Puede una motocicleta hecha a base de un caimán real muerto ayudar a preservar  la vida silvestre?
Suena algo extraño, pero es cierto.
Encargado por el titular de la Rehabilitación de Fauna Silvestre de Hernando (WROH) en Florida, Jim Jablon, está motocicleta se 'fabricó' con la intención de ser subastada para recaudar fondos en apoyo a una organización benéfica de vida silvestre.
¿Realmente fue la única idea que se les habrá ocurrido? Ni modo ... seguro habrá más de un interesado en adquirir el curioso vehículo ... o no?









fuente:

jueves, 8 de enero de 2015

domingo, 4 de enero de 2015

Fotografías del hombre que bajó del cielo

“Dios creó a los hombres, pero éstos no son iguales. Como los dedos. Los cinco dedos no son iguales. Es así. Cada uno tiene su carácter, sus conocimientos, sus posibilidades y capacidades. Es lo que me hace diferente”. Hombre de Malí. - See more at: http://culturacolectiva.com/fotografias-del-hombre-que-bajo-del-cielo/#sthash.j7cWHTPi.dpuf

 Por Mariana Aguilar Tiquet diciembre 18, 2014@marianatiquet

- See more at: http://culturacolectiva.com/fotografias-del-hombre-que-bajo-del-cielo/#sthash.j7cWHTPi.dpuf
 
“Dios creó a los hombres, pero éstos no son iguales. Como los dedos. Los cinco dedos no son iguales. Es así. Cada uno tiene su carácter, sus conocimientos, sus posibilidades y capacidades. Es lo que me hace diferente”. Hombre de Malí.
Siempre me he preguntado cómo se vería la Tierra desde el cielo. Cómo se verían las personas desde lo alto y cómo se escucharían sus voces a lo lejos. Las diferencias me intrigan y me asombran. Con siete mil millones de personas en el mundo me resulta difícil creer que hay quienes esperan que todos se comporten de la misma manera, o al menos así lo desean. Hace algunos años ­–­recuerdo que éramos seis mil millones– comprendí la importancia de conocer al otro. De entender que la vida y la muerte tienen distintos significados en el mundo. Que para convivir tenemos que comprendernos.





La exposición del fotógrafo francés Yann Arthus-Bertrand se presentaba en la ciudad de las luces. La nieve ya se derretía y el 2009 iniciaba. El Grand Palais de París sería testigo de una de las exposiciones más exitosas y con mayores visitas de ese año. Una que ya le ha dado la vuelta al mundo. Para el proyecto, hoy titulado 7 mil millones de Otros, el francés había pisado 84 países. Había observado, escuchado y conocido a gente de diversas nacionalidades. Temas universales como el amor, odio, miedo, muerte o la vida misma eran explicados no por “expertos” sino por hombres y mujeres auténticos.



Un gran espacio era ocupado por carpas con distintos nombres. En cada una había temas diferentes: ¿Qué significa la guerra? ¿Qué es el amor? ¿Qué es la vida? ¿Qué quieres transmitir a tus hijos? Eran cuarenta interrogantes fuertes las que pesaban en esa habitación. Cuarenta interrogantes que llegaban al cielo para ser respondidas. Cuarenta interrogantes que el fotógrafo Yann Arthus-Bertrand se hizo desde las alturas.




En 2009 estrenó de manera gratuita la película titulada Home. Con ésta buscaba concientizar al mundo sobre los problemas ecológicos de nuestro hogar. Sobre la amenaza que el hombre representa hacia un planeta que cada día enferma más. Sobre un planeta que está muriendo. En uno de sus viajes el avión en el que viajaba se descompuso. Así comenzó a escuchar la historia de un hombre de una aldea en Malí. Lo que más deseaba era darle de comer a sus hijos. Bertrand se metió en la mirada del aldeano y su boca lo hechizó. Así, las palabras sustituyeron a los paisajes. Las palabras pesaban, unían. Yann había bajado del cielo. Se había acercado a la Tierra, a los hombres. El proyecto comenzó. Realizó más de 60 entrevistas para comprender a los hombres. Para dar a conocer su mirada verdadera. Había que terminar con la distancia, con lo lejano y ajeno. Había que conocer al otro para entenderlo. Y justo ahí estaba yo. Tratando de entenderlos, de entenderme. Había recorrido ya un gran número de carpas. Había escuchado a la gente decir lo que nunca nadie les preguntaba. Los había visto llorar. Los había visto sobrevivir. Ahora sabía más de sus sueños y miedos. Las afirmaciones no dejaban de sorprenderme. Una carpa semiabierta captó mi atención. La gente que estaba dentro había dejado la seriedad afuera. Los que salían tenían iluminados los ojos. Entré. Cientos de fotografías comenzaron a aparecer a todo mi alrededor. Rostros blancos, oscuros, morenos. Mujeres de cabello largo, corto, recogido, peinado y despeinado. Hombres delgados, fornidos. Ojos castaños, verdes, azules. Tan diferentes todos, tan distintos. Y sin embargo todos sonreían. Las risas comenzaron, primero una, luego otra, después una más, y otra… Me encontré en un espacio donde la tristeza había muerto. Ya no había lenguas. Todos hablábamos un mismo idioma. Me uní a ellos y los acompañé con una carcajada. - See more at: http://culturacolectiva.com/fotografias-del-hombre-que-bajo-del-cielo/#sthash.j7cWHTPi.dpuf